Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
Cine Rugoleor

Underworld: Guerras de sangre (2016)

16 Enero 2017 , Escrito por Cine Rugoleor Etiquetado en #Estrenos 2017, #Acción

Fotograma: Underworld: Guerras de sangre (2016)

La eterna guerra entre licántropos y vampiros está a punto de sufrir un vuelco con la llegada de Marius (Tobias Menzies), el nuevo líder de los hombres lobo que ha inculcado un sentido fanático y disciplinado. Su intención es encontrar a Eve, la hija de Selene (Kate Beckinsale), y con su sangre, que aúna ambas especies y conseguir el poder definitivo para ganar la contienda. Selene intentará evitarlo y poner fin a la milenaria batalla, pero para ello contará con la única ayuda de David (Theo James), ya que su propio clan la ha traicionado.

Valoración: 5,225

Tráiler de la película

Ficha

Título Original: Underworld: Blood Wars.
Directora: Anna Foerster.
Guionista: Cory Goodman.
Reparto: Kate Beckinsale, Charles Dance, Theo James, Bradley James, Lara Pulver, Tobias Menzies, Daisy Head, James Faulkner.
Productores: David Kern, Gary Lucchesi, Tom Rosenberg, Len Wiseman, Richard S. Wright.
Música: Michael Wandmacher.
Fotografía: Karl Walter Lindenlaub.
Montaje: Peter Amundson.
País Participante: Estados Unidos.
Año de Producción: 2016.
Duración Original: 91 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 16 años.
Género: Acción, Aventuras, Fantástica, Terror.
Estreno (España): 13 de enero de 2017.
DVD (Venta): 17 de mayo de 2017.
Distribuidora (España): Sony Pictures España.
Espectadores (España): 218.779.
Recaudación (España): 1.342.086,72 €.

Cartel: Underworld: Guerras de sangre (2016)

Crítica

16-01-2017 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

El inframundo

Uno no sabe a santo de qué los productores se empeñan en alargar la franquicia "Underworld" (la primera entrega de la serie data del año 2003), cuando a todas luces está argumentalmente muerta y enterrada. No tiene ningún sentido resucitar a estas alturas las peripecias de la expeditiva Selene, rodeada de nuevo por una estrafalaria cohorte de traidores licántropos, a los que despacha 'ipso facto' sin romperse una uña. Está claro que la nostalgia, la mitomanía, juega a veces muy malas pasadas. Personalmente, no me gustaría estar en la piel de los responsables de este subproducto, del que conviene huir como la peste.

Sencillamente porque no hay nada nuevo, nada que resulte realmente aterrador o en sintonía con los grandes clásicos del horror más universal o de la acción más trepidante. Sea como sea, figura aquí toda la parafernalia ya gastada del inframundo, escenificada como si de un 'macguffin' estirado se tratara, a base de secuencias violentas filmadas y montadas a toda pastilla, casi como si de un 'spot' publicitario se tratara. Fotografiado todo ello a través de un filtro oscuro y trufado de diálogos absurdos que, a menudo, chapotean en el más espantoso de los ridículos.

Anclada en un mar de tópicos, la cinta de la debutante realizadora Anna Foerster -curtida a lo que parece en teleseries al estilo de "Outlander"- nunca sabe encontrar el equilibrio entre el filme de terror al uso y la tragedia de una heroína abocada a un callejón sin salida. De tal manera, que "Underworld: Guerras de sangre" sigue el mismo camino de desnutrición de las últimas entregas de la serie, empieza como una hermana de sangre de la segunda entrega, continúa como una versión descafeinada de "Blade" (2002) de Guillermo del Toro y finaliza y finaliza como un 'happening' verbenero de mucho cuidado. Otro pasarratos, en suma, a visionar con las neuronas apagadas.

Compartir este post

Repost 0

Comentar este post